Jaén, mucho más que aceite

Jaén tiene razones de sobra para sentirse orgullosa de su gastronomía. Esta provincia, considerada tierra de olivares y Capital Mundial del Aceite de Oliva, ha demostrado en el reciente I Salón de la Gastronomía y la Alimentación que no le faltan productos de los que presumir en todo el mundo. Los vinos de Jaén son uno de esos tesoros.

La gastronomía de Jaén

No hay más que echar un vistazo a Degusta Jaén, la iniciativa promovida por la Diputación de Jaén, para darnos cuenta de lo amplia y rica que es su gastronomía. Más de 60 empresas nos hemos dado cita en la primera edición de esta feria para dar a conocer sabores imprescindibles: el aceite de oliva no podía faltar, pero tampoco los vinos de Jaén, ni la carne, los embutidos, las conservas, el pan, la miel, los quesos, el chocolate y todos esos productos que convierten su gastronomía en una gastronomía privilegiada.

Más de 7.500 personas han podido disfrutarlos in situ, degustándolos en la tierra que los ve nacer y que se beneficia de las muchas influencias que recibe por su situación geográfica. La gran extensión de terreno que dedica a los olivos es la causa de que haya tan buen aceite de oliva, pero destacan aquí también los productos de la huerta, la carne de caza o el vino que nace en las cinco comarcas que se dedican a elaborarlo y comercializarlo: Frailes, Bailén, Torreperegil, Pozo Alcón y Lopera.

En Frailes es donde se ubican nuestras Bodegas. No podríamos haber elegido un lugar mejor: la gran diversidad de tipos de suelo, arcillosos, calcáreos y de pizarra, junto con las diferencias de altitud en los cultivos, desde los 950 hasta los 1250 metros en los que se ubican nuestros viñedos, dan como resultado uno de los mejores entornos para el cultivo de la vid.

Los vinos de Jaén

Un total de 450 hectáreas se dedican al cultivo de viñedos en Jaén. Elaborados con las variedades tintas: Garnacha Tinta, Pinot Noir, Syrah, Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Merlot, y con las blancas: Jaén blanco y Chardonnay, estos vinos tienen una personalidad muy particular.

Ocurre en la mayoría de las bodegas de los vinos de Jaén, y es una virtud que también consideramos propia en Bodegas Campoameno, que somos bodegas no demasiado grandes. Se trata de bodegas familiares donde cuidamos con mucha cercanía no sólo a nuestros vinos, sino también al cliente final, y este carácter excepcional hace que puedan situarse en el más alto nivel de la tabla de vinos españoles, pudiendo competir con el resto con la cabeza bien alta.

Expositor de Bodegas Campoameno.

Otros tesoros gastronómicos

Aceites, vinos… y no podía faltar en este listado de productos únicos la morcilla blanca. Si has venido a Jaén y no la has probado deberías plantearte una visita de nuevo sólo para paladear un sabor muy típico de aquí. Conocida también como ‘embutido de carne rellena’, se trata de un producto ya cocido elaborado con carne de paleta, panceta, huevos, almendras y azafrán.

El salchichón de ciervo, el chorizo de jabalí al aceite de oliva, la paleta de cabrito, la cabeza a la pimienta o el relleno de Carnaval son otros de los manjares que merecerán un viaje a la tierra de los olivos.

Morcilla blanca (imagen: Degusta Jaén)

Las conservas son otro de esos placeres gastronómicos que nos regala la gastronomía de Jaén. Los patés (de boletus, de gambas, de mejillones, de perdiz, de bacalao o de secreto ibérico), las mermeladas (de tomate ecológico, de higo, de arándanos) y las alcachofas, remolacha y coliflor servidas en cómodos botes herméticos son un ‘resumen’ del diverso sabor de la provincia.

Las diferentes variedades de queso de cabra y oveja en el sector de lácteos pueden hacer felices a quienes no saben vivir sin queso. La curación en aceite de oliva virgen extra de muchos de ellos los eleva a un lugar muy superior.

También hay aquí alternativa para los más dulces. El chocolate, la miel y los dulces típicos son otras de las bondades de esta tierra. Los roscos de vino, los bocaditos de nata, los virolos, las magdalenas, los medallones de almendra y los roscos de Buen Paladar, además de muchas otras opciones, conseguirán que quieras quedarte a vivir aquí para siempre.

Y es que, sin duda, en Jaén contamos no sólo con la ubicación geográfica y las condiciones perfectas para que nazcan productos de calidad, sino con siglos de historia que han enriquecido nuestra gastronomía legándonos recetas que nunca deberíamos perder.

Mientras recopilamos las más típicas para hablaros de ellas en nuestra web y para enseñaros a regarlas como merecen con buenos vinos, os invitamos a descubrir algunos de los platos más típicos de la gastronomía de Jaén en la web de Degusta Jaén. ¿Os animáis?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies