Ocho maridajes perfectos para tus platos de verano

La dieta veraniega es completamente distinta a la de otras estaciones. Las altas temperaturas invitan a tomar platos fáciles de digerir, sencillos de hacer y, sobre todo, con no demasiadas calorías. Aquí tienes ocho maridajes perfectos para tus platos de verano que, seguro, tomarás estos meses estivales en más de una ocasión.

1. Salmorejo con brut.

El salmorejo es uno de los platos más consumidos en verano y también de los de más difícil maridaje. Al ser elaboraciones con cierta acidez e incluso dulzor, pueden afectar al mejor vino. Por eso pensamos que la mejor opción es optar por un vino espumoso Brut. Teniendo en cuenta que en la Sierra de Jaén se elaboran magníficos espumosos  hechos con uva autóctona,  tendrás dos productos muy de nuestra tierra sobre la mesa.

2. Ajoblanco.

Es otro plato muy estival y andaluz, y también complejo para combinar con un vino. El toque de ajo y el vinagre no ponen las cosas fáciles pero un vino blanco puede resultar una solución si quieres acompañar esta sopa fría.

3. Ensaladilla rusa.

Con un vino frizzante, tu ensaladilla rusa sabrá a gloria. La mayonesa requiere en este caso de un vino espumoso dulce parcialmente fermentado, afrutado y de baja graduación alcohólica. Es muy fácil de beber y amortigua la untuosidad de la salsa.

4. Pasta al pesto, carbonara o bolognesa.

Con la pasta la mejor elección es un blanco chardonnayPuede variar esta combinación en función del tipo de salsa y los ingredientes extras que usemos con la pasta. Pero el vino blanco acompaña bien con salsas cremosas como la carbonara, con marisco, con pesto…

5.  Barbacoa.

Si vas a brasear chorizo, chuletillas, carne roja en general…. la mejor opción es un vino tinto sin excesiva madera (como un syrah) o incluso un  tinto crianza si tus asados son especialmente potentes, con carnes fuertes como solomillos, chuletones de ternera, etc.

Barbacoa con syrah barrica Campoameno.

 

6. Tabla de quesos y foie.

Como en esta época las reuniones con los amigos y las comidas con aperitivos son más frecuentes, tu tinto reserva puede acompañar con acierto total una tabla de quesos curados y foie. Son productos que necesitan un caldo tánico y potente, con mucho caudal y una viva acidez que alarga el recorrido en boca.

7. Paella y otros arroces.

Para los arroces, el tinto joven ofrece ese paso por boca suave, fresco y con buena estructura que afianza el sabor contundente de la paella.

8. Helado con base de crema y frutas frescas.

Agradable compañero de este tipo de postres veraniegos, como el helado y las frutas frescas, es el vino espumoso semiseco. Su aroma fresco e intenso de manzana verde, cítricos, toques de mermelada…  hace que sea jugoso y aporte ese final delicado y redondo a tu helado o fruta de temporada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies