Vinos para acompañar tus platos de Semana Santa

Aunque no la estemos viviendo como nos gustaría, estamos en Semana Santa. Y si hay algo a lo que pocos renuncian estos días es a cocinar y disfrutar los platos tradicionales de estas fechas, donde el bacalao, los potajes y los dulces de cuaresma cobran protagonismo. Nosotros, como no, nos hemos permitido hacer una pequeña carta de maridaje, con vinos para acompañar tus platos de Semana Santa.

Potaje de vigilia

El potaje de vigilia o potaje de espinacas es uno de los platos más extendidos en las cocinas españolas en Semana Santa.  Reúne todos los ingredientes más conocidos de estas fechas: pescado, legumbres y verduras. Se trata de un plato con mucho peso, porque el bacalao, los garbanzos y las espinacas forman un conjunto gastronómico contundente y saciante. Recomendamos acompañarlo con un vino de ligera crianza, como el Syrah Barrica, para acompañar un plato de sabor intenso, sin duda.

Tortilla de camarones y buñuelos de bacalao

Las tortillitas de camarones son una delicia, típicamente andaluza -y principalmente gaditana-, que a muchos resulta indispensable en la mesa de Jueves o Viernes Santo.  Tanto para las tortillas de camarones como para los buñuelos de bacalao, un espumoso dulce parcialmente fermentado puede ser una buena opción. Para acompañar el sabor del mar sin solaparlo.

Tinto Joven de Campoameno

Tinto Joven de Campoameno.

Bacalao con tomate o a la vizcaína

El bacalao a la vizcaína o con tomate es otro plato con mucha tradición en Semana Santa. Para su maridaje recomendamos acompañarlo con un vino tinto joven, aunque también puede ir bien un vino blanco ligeramente ácido. Las patatas con bacalao son otro plato que usa este pescado tan típico y también pueden ir perfectas con un maridaje similar.

Tortilla de bacalao

Seguimos con el huevo y sus prácticas tortillas y continuamos con el bacalao, un clásico en la cocina de Semana Santa. Un brut marida muy bien con los huevos y va en sintonía con la intensidad del pescado estrella en la cocina cofrade.

Torrijas de Vino y Miel

Para compensar el dulzor tan intenso de postres de Semana Santa como la tradicional torrija, hecha de ingredientes tan sobrados como el vino y la miel, recomendamos un espumoso semiseco. Su aroma fresco y cítrico dará el final redondo a tu menú de Semana Santa.

No renuncies a tus costumbres, aunque sea, por supuesto, sin salir de casa. Volveremos a brindar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. POLÍTICA DE COOKIES

ACEPTAR
Aviso de cookies